El proyecto de ley que sanciona las relaciones impropias con menores de edad fue aprobada recientemente en primer debate en la Asamblea Legislativa, pero ante la insistencia del diputado Otto Guevara fue necesario enviarla a consulta a la Sala Constitucional o Sal IV.

Esperamos que los magistrados no encuentren vicios de inconstitucionalidad y lo aprueben en su texto actual para que retome el trámite en la Asamblea Legislativa y se convierta en una ley más que necesaria en nuestro país.

Realmente es alarmante el número de jóvenes costarricenses que inician sus relaciones sexuales en una etapa muy temprana de su vida en la carecen de la madurez necesaria para discernir los peligros que esa práctica entraña como son las enfermedades, los embarazos tempranos y en el peor de los casos concibiendo hijos con deficiencias como resultado de desarrollarse en  un organismo que no está aún preparado para la maternidad.

En el ámbito familiar, los embarazos de jóvenes muchas de ellas estudiantes de colegio, provocan toda una problemática social no solo para ellas sino para sus familias que tienen que enfrentar las necesidades que genera el nuevo ser en cuanto a cuidado, alimentación y atención de su salud.

Estudios truncados, expulsión del hogar y miseria son el resultado de las relaciones impropias de jóvenes, algunas casi niñas con hombres en su mayoría de edad que una vez consumada la relación sexual o el nacimiento del hijo desaparecen de la escena.

Castigar hasta con tres años de cárcel a quienes siendo mayores de edad mantengan relaciones sexuales, con menores de 15 años, si la diferencia de edad entre ambos es de cinco o más años o imponer el mismo castigo cuando el menor de edad tenga entre los 15 y menos de 18 años, si la diferencia de edad entre ambos es de 7 años o más, consideramos que es una buena medida que quizás no resuelva el problema pero si contribuirá a atenuarlo.

Igualmente rescatable de esta ley es prohibir la inscripción de matrimonios que incluyan a menores de edad ante el Registro Civil

Confiamos en que la iniciativa de ley que se encuentra bajo el expediente Nº 19.337 conocida como “Prohibición de Relaciones Impropias”, reforme varios artículos del Código Penal, Código de Familia, Código Civil y de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Elecciones y del Registro Civil.

Asimismo es importante que se  prohíba el matrimonio entre aquellas personas que hayan sido adoptadas y sus tutores o sus descendientes y que la patria potestad se elimine cuando el menor se encuentre en abandono, haya sido objeto de violación o abuso sexual de su propio familiar o tutor.

Finalmente compartimos las palabras de la Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón Echeverría quien  expresó: “Tenemos enormes desafíos normativos en materia relaciones impropias y embarazo en niñas y adolescentes. Es una gran deuda que debemos saldar y la aprobación en primer debate de este proyecto de Ley es un gran paso para conseguirlo. Es un imperativo darle a nuestra población menor de edad un resguardo jurídico ante situaciones que lastiman y vulneran flagrantemente su dignidad humana”.

 

facebook Una ley necesariatwitter Una ley necesariagoogle Una ley necesariaemail Una ley necesaria